Hi, How Can We Help You?

Gastos de hipoteca: su pertinente devolución

Gastos de hipoteca: su pertinente devolución

Si hace unos días os traíamos las novedades en materia de cláusulas suelo derivadas de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea que declaraba la total retroactividad en la aplicación de las mismas, hoy hacemos lo propio con otra importante sentencia, ésta del Tribunal Supremo, de 23 de diciembre de 2015.
Dicha sentencia supone otro importante paso en la protección de los consumidores frente a los abusos de la banca, al declarar que son “nulas” las cláusulas por las que se repercute al prestatario (consumidor) todos los gastos derivados de la constitución de la hipoteca.

El Tribunal Supremo analiza en la referida sentencia unas cláusulas insertas en hipotecas de BBVA, en las que se imponía al prestatario de forma genérica el pago de todos los gastos, tributos y comisiones derivados del préstamo hipotecario; si bien, estas cláusulas las encontramos en la mayoría de hipotecas, que van a verse afectadas igualmente por esta declaración.

Esencialmente, la razón por la que el Alto Tribunal declara la nulidad de estas cláusulas es porque es el banco, y no el prestatario, el beneficiado por la formalización de la hipoteca, de modo que considera “abusivo” que sea el consumidor el que deba asumir todos los gastos.

Con respecto a los gastos a los que se refiere esta sentencia, cuya restitución puede solicitar el consumidor, van a ser los abonados por aranceles de notarios y Registro de la propiedad, tributos (impuesto sobre Actos Jurídicos documentados), gastos de gestoría (si la impuso el Banco), gastos derivados de la tasación del inmueble, así como otros gastos de gestión o documentación relacionados directamente con la constitución de la misma.

Por ende, la documentación necesaria para entablar la correspondiente reclamación, en principio, va a ser la siguiente:

– Escritura de préstamo y, en su caso, modificaciones o novaciones posteriores.
– Factura del notario y del Registro de la Propiedad.
– Carta de pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (modelo 600).
– Factura de tasación del inmueble, en su caso.
– Factura de la gestoría.

Si tienes dudas de si tu hipoteca podría verse afectada, no dudes en contactar con nosotros, te informaremos de la viabilidad de tu reclamación y en su caso, de los diferentes pasos a seguir para obtener la restitución.

 

Mercedes Rosa

Compártelo