Hi, How Can We Help You?

Cláusulas abusivas: round 2

Cláusulas abusivas: round 2

Es notorio el efecto que ha producido la Sentencia del TJUE sobre la retroactividad de las cláusulas suelos, la cual no sólo ha motivado el Real Decreto Ley 1/2017, de medidas urgentes de protección de consumidores en materia de cláusulas suelo, sino que también ha provocado un cambio en la jurisprudencia de nuestro Alto Tribunal a 15 de febrero del presente.

En el citado Real Decreto se viene a establecer la obligatoriedad para las entidades financieras de implantar un sistema de reclamación previa a la interposición de demandas judiciales, el cual será de carácter voluntario para el consumidor. Sin embargo, si se acude a la entidad para adherirse a dicho sistema, será el banco quien efectúe el cálculo de la cantidad a devolver (si es que considera su devolución precedente), con la indefensión que ello conlleva.

Por otro lado, en el citado cuerpo legal se establece un plazo de tres meses para que el consumidor y la entidad lleguen a un acuerdo, a contar desde la presentación de la reclamación, entendiéndose que dicho procedimiento extrajudicial ha concluido sin acuerdo:

  1. a) Si la entidad de crédito rechaza la solicitud del consumidor
  2. b) Si finaliza el plazo de tres meses sin comunicación alguna por parte de la entidad de crédito al consumidor reclamante
  3. c) Si el consumidor no está de acuerdo con el cálculo
  4. d) Si después de tres meses no se ha puesto a disposición del consumidor la cantidad ofrecida.

Sin embargo, ello no significa que, transcurridos esos tres meses, ha caducado la posibilidad de reclamar por una cláusula abusiva como es la suelo-techo, de hecho, transcurrido este plazo, se puede acudir a los tribunales para que se pronuncien sobre el asunto. Así, si el consumidor demanda a la entidad tras no llegar a un acuerdo en la reclamación extrajudicial y la sentencia que obtiene es económicamente más favorable para él, la entidad puede ser condenada en costas, lo que también podría suceder al contrario si el cliente demanda a la entidad y se concede una cantidad menor a la ofrecida por el banco durante el procedimiento extrajudicial, puede interpretarse como mala fe y ser condenado a costas judiciales.

Por todo ello, se presume aconsejable solicitar asistencia letrada antes de acudir a la entidad bancaria para que así esté informado de todos sus derechos derivados de las cláusulas abusivas que puede contener su escritura (cláusula suelo-techo, cláusula 365/360, cláusula IRPH, cláusula de imposición de los gastos al prestatario, entre otras).

 

Cándido Zambrana

Compártelo